El arte antiguo de la cetrería

El crítico literario Peter Elmore dice de este libro:
«Mientras más conocía a la gente, armaba el lósofo del cinismo, más quería a su perro.
Mariela Castillo no es de la estirpe de Diógenes ni es su experiencia semejante a la del griego. En las páginas de Engatusada ella nos muestra —con humor, ternura e ironía— que el cariño a los gatos nos hace más humanos.

»Los protagonistas de Engatusada son dos gatos persas —padre e hijo que se llevan, a veces, como perro y gato— y el asunto del libro es la trama de relaciones, no exenta de dramas pasionales ni huérfana de anécdotas, que se teje en el hogar de la autora cuando esta se deja seducir —o, mejor dicho, engatusar— por Mustafá y Fellini.

»Crónica que trata sobre el arte de convivir, el placer de compartir y la experiencia de observar, Engatusada es un libro escrito con deleite y gratitud. Esas son, precisamente, las emociones que en este lector provoca».